Viaje al Roraima: Mi experiencia y recomendaciones valiosas.

Si alguna vez, por desesperación, perdiste el amor por Venezuela, tienes que rendirte ahora.

Postal para enamorarse de Venezuela. Tepuy Kukenán y Rio Tök.

Postal para enamorarse de Venezuela. Tepuy Kukenán y Rio Tök.

Roraima es ese lugar donde te vas a volver a enamorar de nuestro bello, pero maltratado país.

Me llamo Francisco y escribo este artículo porque deseo que conozcamos, pero sobre todo preservemos las bellezas naturales de mi país Venezuela.

Viajé teniendo 26 años al Roraima y esta es la historia de un burro mañoso cómo una persona común y corriente como tú se interesó por hacer turismo de aventura por primera vez en su vida, así que voy a hablar sobre el viaje al Roraima con todos los detalles que nadie me contó:

Sin vergüenza y sin mentiras.

Para hacerlo, dividiré el artículo en las siguientes secciones:

1) Cómo se dio el viaje entre mis amigos y yo: historia inicial y un poco de cultura general.

2) Qué debo saber antes de la expedición y con qué cosas me voy a conseguir si no sigo estas indicaciones: consejos generales antes de que tomes la decisión de viajar a la gran sabana.

3) Cómo logramos el viaje: reservación de paquete turístico, medios de transporte para llegar al lugar, artículos necesarios, consejos varios.

4) Cómo es en sí el día al día de la expedición: características del paseo.

Es por esto que el artículo es extenso, pero bien dividido para que los que quieran ir a una sección en específico lo puedan hacer. Aunque no se los recomiendo porque se van a perder de un par de fotos y relatos.

Sección I 
Cómo se dio el viaje

Un poco de la historia inicial: El Génesis. 

Todo comenzó porque unos amigos que viven en San Cristóbal – Estado Táchira y yo (6 personas en total), inventamos un día ir a escalar el Tepuy Roraima, en Gran Sabana, Venezuela. No sabemos quien fue el culpable de la idea con exactitud, pero sí sabemos que todos acordamos ir.

Me gustaría decirles un par de cosas que muchos ignoramos antes de viajar a este lugar, es un poco de cultura general:

– Tanto el Roraima como el lugar donde se origina el Salto Ángel son tepuyes.
– El tepuy donde se origina el Salto Ángel se llama Auyantepuy.
– El Roraima y el Auyantepuy no están cerca el uno del otro.
– El Roraima y el Auyantepuy quedan en el Parque Nacional Canaima, y este parque tiene una extensión de terreno muy grande, aproximadamente 30.000 km cuadrados, según Wikipedia.
– El Parque Nacional Canaima está ubicado en el Estado Bolívar.
– La Gran Sabana forma parte del Parque Nacional Canaima, y según he leído, La Gran Sabana no es la totalidad del Parque Nacional Canaima.
– El Roraima forma parte de La Gran Sabana.

El siguiente diálogo lo tuve más de una vez con algún conocido: 

Conocido: ¿Tu subiste el Roraima?
Yo: Sí.
Conocido: ¿Y por qué no fuiste al Salto Ángel?

Ahora ya saben porqué no fui, no están cerca el uno del otro. 

Sección II 
Qué necesito para la expedición y con qué cosas me voy a conseguir si no sigo estas indicaciones

En primer lugar quiero responder: ¿Cómo es en sí la expedición al Roraima?

Para conquistar la cima de este hermoso lugar, en la expedición tendrás que:

1) Caminar diaramente de 4 a 6 horas (las horas dependerán de tus condiciones físicas).

Toma en cuenta que caminarás en horas de sol, y podría haber lluvia durante la caminata. Esto significa que hace frío y calor.

Por ejemplo en la siguiente foto, llovia muy cerca de mi, pero la lluvia no alcanzó a tocarme.

Lluvia en el primer día de caminata al Roraima, aunque no llegó a alcanzarnos.

Lluvia en el primer día de caminata al Roraima.

Toma en cuenta que el Tepuy es una formación rocosa que se eleva hacia el cielo.

primer_dia_caminata

Primer día de caminata. Limpiecito como un sol e impresionado de los paisajes.

Paréntesis: en mi humilde desconocimiento, yo no se cómo pensaba subirlo sin subir. Es decir, no me imaginé que había subidas fuertes y cuando las vi me sorprendió no muy gratamente jejejijijaja -risa nerviosa-. Así que: sí, hay subidas en la caminata, y según mi opinión, no deberías aventurarte si no has tratado de subir alguna montaña de tu ciudad (podría ser hasta Sabas Nieves en el Ávila, los que vivan en Caracas, y hasta el Nevada o la Zeta, los que vivan en San Cristóbal) o hacer trekking en las últimos 3 meses, tampoco deberías subir si tienes dolor en algún músculo, o si estás enfermo y con malestar.

Mucha gente te dirá que es fácil subir, pero yo te digo la verdad: yo considero que la caminata es exigente y no debe tomarse a la ligera.

Mi consejo es que entrenes todos los fines de semana aproximadamente 3 meses antes de ir al viaje, porque sumado a la caminata, cargarás un bolso que pesa máximo 10 kgs con tus artículos personales, y esto le añade un poco de complejidad.

2) Tendrás que disfrutar del paisaje:

El paisaje es un espectáculo desde que comienzas la caminata, así que escucha atentamente al guía: disfruta la caminata. A mi me hubiese gustado haberle hecho más caso a este consejo.

Paisaje de la caminata al Roraima. Apenas a 20 minutos de comenzar la caminata

Paisaje de la caminata al Roraima. Apenas a 20 minutos de comenzar la caminata.

No sientas que es una competencia, en serio, ni siquiera porque algunos del grupo quieran ir un poco más rápido. Tal vez sea la primera y última vez que visites el Roraima por lo lejos que queda, así que de verdad, disfruta la caminata.

Detente, toma fotos, aprovecha el clima si está despejado en ese preciso momento porque puede ser que no lo vuelvas a ver así durante la expedición.

El Kukenán al fondo. En el primer día de caminata.

El Kukenán al fondo. En el primer día de caminata.

Algo que nadie me dijo es que al llegar al campamento el primer día, lo único que hay por hacer es bañarse en el río, y recomiendan llegar temprano para evitar los mosquitos de la Gran Sabana. De resto, el primer día no hay mucho más por hacer, así que no te apures demasiado porque podrías llegar y sentir lo que sentí yo: ajá, ¿y ahora qué?

Adicionalmente no hay luz ni señal de teléfono y esto hará que te conviertas en la persona que nunca has sido, aquella que se duerme a las 8 pm y se despierta a las 5:30 am con mucha energía.

3) Vas a bañarte en ríos y tomar agua de los ríos y cascadas.

Como estás caminando por tierras y sabanas en un Parque Nacional, no conseguirás regaderas, ni la bañera con espuma de tu baño.

Te bañarás en los rios, utilizando únicamente jabón azul o jabón biodegradable.

De hecho está muy bien que sólo puedas utilizar jabones biodegradables porque te hará un viajero consciente y apreciarás y respetarás un poco más el lugar.

Rio del primer campamento en la expedición al Roraim

Rio del primer campamento en la expedición al Roraima

4) Irás al baño en condiciones a las que no estás acostumbrado.

Esta tarea es complicada especialmente en la cima, donde no permiten que hagas tus necesidades en cualquier lugar.

Para el número dos, estando en la cima, deberás hacer en un papel periódico y envolver en una bolsa, para colocar luego en otra bolsa donde estarán todos los residuos de tus compañeros viajeros.

Alguna persona contratada por la empresa se encargará de bajar los desperdicios de la cima, así que no te preocupes por esto.

Mientras no estés en la cima podrás ir al baño donde los guías o Pemones (indígenas del lugar) lo indiquen.

5) Dormirás en carpa.

Este punto es importante.

Yo nunca había dormido en carpa y pensaba que tendríamos un colchón más cómodo. Pero estando allá me enteré de la verdad: el colchón de una carpa es prácticamente el piso.

Para los que nunca han dormido en carpa, por favor consideren este punto.

Carpas detrás de mí en el segundo campamento. Campamento Base.

Carpas detrás de mí en el segundo campamento. Campamento Base.

6) Te olvidarás de la señal en tu celular.

No hay señal de celular desde que comienzas la caminata, así que sólo podrás tomar fotos con tu flamante celular.

7) Vas a respetar el lugar, sí o sí. 

Los guías serán claros con el siguiente consejo: ‘No puedes gritar en ningún momento de la expedición’. Debes tomar en serio este consejo. 

Los locales creen que el clima podría cambiar si el grupo que va subiendo lleva malas energías o sube gritando. Este es un lugar sagrado para ellos, y sus creencias deben ser respetadas.

Yo cometí el error de responder a un llamado de ánimo de uno de los del grupo, la persona gritó: ‘¿Equipo cómo vamos?’, y yo grité, por eso de ser buen compañero: ‘Bieeeeeeeeen’.

Este grito me costó un regaño del guía, y desde ese momento no olvidé más el consejo.

También es importante que desde ya se entienda la diferencia entre indio e indígena:

Los Pemones son indígenas, no indios. Los indios son las personas de la India, aquel país en el continente asiático.

Estructura hecha por los Pemones.

Estructura hecha por los Pemones.

Y la basura es un buen tema para el punto ‘Respetar el Lugar’.

La gente debe entender que esto es un Parque Nacional. Es un ecosistema ÚNICO en el mundo, y si tiras basura lo vas a dañar. Es muy importante comprender esto.

Cima del Roraima: Ecosistema único en el mundo. Haz turismo con conciencia, no ensucies.

Cima del Roraima: Ecosistema único en el mundo. Haz turismo con conciencia, no ensucies.

Tenemos que aprender a hacer turismo inteligente, y todos los que leen este blog son inteligentes, pero más el que lo escribe.

Mentira, eso último era para ver si estaban pilas.

8) Tienes que contar con la ropa y equipo necesario: 

El tour incluyó la carpa, sleeping (la bolsa donde duermes) y aislante (para colocar sobre el piso y evitar que el frio o calor de piso afecte la temperatura de tu sleeping). Esto es un punto positivo sino sueles hacer turismo de aventura ya que nunca más usarías una carpa, sleeping o aislante. Es bueno que la empresa provea estos artículos.

Con respecto a quién sube el sleeping, el aislante y las carpas a la cima, debo decirte que desde el día 1 de la expedición el guía te dará tu sleeping y aislante, así que lo llevarás tu en tu bolso. Por lo tanto, debes tomar en cuenta al armar el bolso desde casa, que luego te entregarán un sleeping y un aislante, que naturalmente aumentará un poco el peso que llevarás en la espalda.
Las carpas las llevan otros miembros del equipo contratados por la empresa.

También debes invertir en una buena chaqueta para frío, ropa y zapatos deportivos cómodos. Pero este punto lo explicaré mejor un poco más tarde.

9) Desearás ser de piel morena. 

En este viaje tragarás amargamente todos tus chistes de negros y de Michael Jackson. Te la pondré fácil: piel morena si quieres sobrevivir en esta vida. 

A mi me picaron menos los zancudos y me lastimaron menos los zapatos. La piel morena es más resistente, es un hecho pan de leche, acéptalo.

Además el sol fue más gentil conmigo, just saying.

 

Mis amigas después del viaje al Roraima.

La piel de la gente blanca después del viaje al Roraima jajaja. Es broma.

 

10) Conocerás a tus mejores amigos, los puri puris. 

Los puri puris son pequeños robots inoculados por el imperio en La Gran Sabana. Es una máquina perfecta para matar. #OKNO. Ahora en serio: Los puri puris tienen tecnología de la Nasa, y son unos mosquitos que te van a picar.

Los puri puris pican y la característica es que puedes ver una gota de sangre justo al momento de la picadura. Así que si no te pones las pilas, vas a parecer Cristo con su corona de espinas. Te los vas a encontrar en cualquier parte de la Gran Sabana, y hay opiniones encontradas entre los locales y los guías.

Por ejemplo, una señora nos dijo que la época más fuerte de puri puris era en Octubre, pero el guía nos dijo que realmente había que estar preparados todo el año.

Yo opino que debe haber una época en la que los puri puris tengan más energía, tal vez debido a las condiciones del clima (debe afectar el hecho de que esté lloviendo, o cuán llenos estén los ríos y cascadas), pero no logré conseguir alguna investigación al respecto y de esto hablarán mejor los expertos.

Honestamente a mi me parecieron bien simpáticos estos puri puris.

Los gentiles puripuris.

Los gentiles puripuris y sus souvenirs de ‘Gracias por visitar la Gran Sabana’.

10) En la cima conocerás a la ranita Roraimera. Les debo el nombre científico.

No, no es venenosa, no hace sonidos y no salta. Sí, yo también me quedé así como que: “ajá y pa’ qué existe esta rana entonces?”  jajaja mentira.

La ranita Roraimera es pequeñita, negra, bonita y muy simpática. Dicen que si vas al Roraima y no la viste, es como no haber ido.

La ranita Roraimera es pequeñita, negra, bonita y muy simpática. Dicen que si vas al Roraima y no la viste, es como no haber ido.

 

Y así se ve por debajo la ranita Roraimera

Y así se ve por debajo la ranita Roraimera

 

OK. Llegó el momento de la decisión

– Si hasta este punto te parece una emoción el viaje, sigue leyendo.
– Si te dió miedo, sigue leyendo también, o vete demasiado a Los Roques ya mismo.
– Si te dió pánico, recuerda que La Gran Sabana tiene una serie de puntos interesantes que no son necesariamente escalar un tepuy. Los ríos y cascadas son increíbles, así que un buen viaje que no requiera tanto esfuerzo físico sería visitar los ríos y cascadas de La Gran Sabana, te vas a divertir mucho.
De todas formas, si el clima lo permite, desde algunos lugares de La Gran Sabana puedes ver algunas de estas formaciones.
– Si sientes que llevar peso en la espalda no es lo tuyo pero igual quieres subir al Roraima, podrías contratar un indígena para que lleve tus pertenencias. La tarifa es por día, y si no me equivoco, esto se debe avisar con tiempo.
– Y si eres muy necio y quieres subir el Roraima sin esfuerzo físico, tienes que contar con aproximadamente más de 4000$ (cuatro mil dólares) para hacer un paseo en helicóptero hasta la cima – puedes llamar a tu tio Donald Trump por si necesitas financiamiento –

La Gran Sabana es una tierra muy bella como para no visitarla

La Gran Sabana es una tierra muy bella como para no visitarla.

Sección III
Cómo logré el viaje al Roraima

Mucha gente me pregunta ¿Cómo lograste tu viaje al Roraima? Así que a continuación les cuento cómo logramos concretar nuestro viaje.

En este punto explicaré detalle a detalle cómo logramos el viaje, tanto en pasajes como en artículos necesarios para el viaje, porque yo no suelo hacer turismo de aventura y al igual que muchos de mis amigos, no disponía de la vestimenta o equipo necesario.

Pasos para concretar el viaje al Roraima. 

1) Investigar las empresas que ofrecen paquetes al Roraima y seleccionar la mejor empresa con el mejor paquete:

Lo primero que hicimos fue investigar algunas agencias de turismo que ofrecieran paquetes para Roraima. Una amiga consiguió la empresa Cruz de Bolívar. Puedes hacer click en el nombre de la empresa porque es un enlace a su página, el precio era tentador así que no lo pensamos y la elegimos como la mejor opción. Además nos daba confianza que la empresa tenía el instagram y el facebook lleno de seguidores y buenas opiniones, además publicaba fotos increíbles día a día.

2) Concretar el transporte hacia el Estado Bolívar:

Ya que necesitábamos llegar al Estado Bolívar y nos encontrábamos en el Estado Táchira, nuestro trayecto fue el siguiente:

1) Avión por aproximadamente 50 minutos.
Desde: Santo Domingo del Táchira  (aeropuerto más cercano a San Cristóbal)
Hacia: Maiquetía. Caracas.

2) Avión por aproximadamente 50 minutos.
Desde: Maiquetía. Caracas.
Hacia: Puerto Ordaz.

3) Bus por aproximadamente 10 horas. 

Desde: Puerto Ordaz
Hacia: San Francisco de Yuruaní (lugar donde la empresa nos comentó que comenzaría el tour).

La empresa también nos comentó que ofrecían el servicio de buscar a los clientes en Puerto Ordaz, con un recargo adicional en el precio, claro. Esta opción es mucho más segura que utilizar un bus desde la terminal de pasajeros, sin embargo nosotros apostamos por la aventura.

Mapa desde San Cristóbal hasta San Francisco De Yuruaní

1. San Cristóbal. 2. Maiquetía. 3. Puerto Ordaz. 4. San Francisco de Yuruaní.

¿Cuánto gastaste en total? 

Se que esta parte le interesa a muchas personas, pero por las medidas económicas tomadas en el país y sus consecuencias (devaluación) no puedo hablarles de precios, no tendría sentido.

Al momento de reservar el tour, aproximadamente a finales de Mayo del 2015, el precio era X. Cuando finalizamos la expedición, aproximadamente finales de Julio de 2015, el viaje costaba 60% más de los que nos costó, según nos informó la empresa Cruz de Bolívar.

Los pasajes aéreos también aumentaron, así carece de sentido hablar de precios.

Mi consejo es: contacten a Cruz de Bolívar para obtener los precios actualizados.

Antes de relatar la expedición, me gustaría comentar sobre los artículos necesarios para lograr la meta cómodamente.

Artículos Necesarios:

Describiré de manera simple cuáles son los artículos que necesitas.

– Morral de 50 L o más. En Venezuela puedes comprarlos en Acadia y algunos otros lugares.

Es recomendable que el máximo peso que tengas en el morral cuando estés en la expedición sea 10 kgs. El mio pesaba unos 8 kgs y ya era lo suficientemente incómodo.

Inicialmente en los aeropuertos mi morral pesaba un poco más de 10 kgs, pero tenía artículos extras que no me llevaría a la expedición. Y justo en el punto de partida de la expedición puedes dejar los artículos que no necesites para la caminata, la empresa se encargaría de guardar tus artículos.

Esto último es opcional, por ejemplo para tener una muda de ropa seca al llegar de la expedición, o por si no quieres parecer el Náufrago en los aeropuertos.

Yo compré el bolso porque pienso hacer otros viajes utilizándolo, pero si realmente no le ves uso luego, alquílalo o pídelo prestado.

Es importante recordar que todo lo que va en este bolso debe ir en bolsas que cierren herméticamente para evitar que se mojen. Además, se recomienda colocar una bolsa ‘tobita’ dentro del bolso, y dentro de la bolsa ‘tobita’ dentro del bolso colocarás todos los artículos.

Debes llevar una bolsa ‘tobita’ extra para colocarle al bolso por fuera mientras vayas caminando. Todo esto para proteger los artículos de la lluvia.

Así se veía mi morral de 50 L y toda mi ropa en bolsas

Así se veía mi morral de 50 L y toda mi ropa en bolsas ‘herméticas’.

– Toalla de secado rápido (microfibra). Vi que las venden en Farmatodo y también en Acadia.

Te va a servir para secar tu cuerpo después de bañarte. Estas toallas se secan rápido y no pesan mucho cuando están mojadas.

Este es un buen consejo: no lleves una toalla regular, nunca se secará, olerá a rayos y centellas y pesará muchísimo cuando se moje.

– Ropa dry fit y nada de algodón para las caminatas pero sí para dormir en la cima.

La ropa dry fit seca rápido y además pesa muy poco en la maleta. Debes tener en mente que te vas a mojar, tus zapatos se van a mojar, tu ropa se va a mojar. Así que es mejor que sea de secado rápido, y tal vez ni siquiera así se va a secar.

Se dice mucho de las mudas de ropa, yo llevé 2 leggings y fueron muy útiles durante mi viaje porque cubrian todas mis piernas, y sentía que no tenía nada puesto para caminar (es decir, no me incomodaban en lo absoluto).

Y llevé franelas dry fit para cada día de expedición, manga largas y manga cortas, pero es preferible que sean manga largas para que te protejan del sol cuando haga sol, y del frio si hace frio.

Mucha gente dice que solamente dos mudas de ropa, yo creo que esto es insuficiente. Si tu ropa es dry fit y ligera de peso puedes llevar una franela para cada día, como hice yo.

Lleva una pijama de algodón para la noche, algo que cubra y proteja del frío porque en la cima del Roraima se puede poner muy pero muy frío en la noche, dicen que 4 grados centígrados en el peor de los casos. Recuerda disponer de al menos una muda de ropa seca durante todo el viaje, esta muda no la puedes mojar por nada del mundo.

Tomar en cuenta que en el día, estando en la cima, el clima es muy cambiante porque estás cerquita de las nubes. Llueve, hace sol, hace frio, llueve, y así sucesivamente

– Chaqueta para el frio: 

Preferiblemente que sea impermeable y ligera de peso, porque no vas a querer una chaqueta que proteja del frío pero que cuando se moje pese 3 veces más, y nunca se seque.

Si llevas una de esas que se mojan y no se secan, tal vez tengas frío el 70% del paseo.

Esta fue mi chaqueta de frio y me sentí protegido

Esta fue mi chaqueta de frio y me sentí protegido

– Zapatos deportivos cómodos: 

Una de las mejores recomendaciones que me dieron fue no llevar zapatos nuevos, porque van muy ajustados al pie y pueden hacer heridas con el roce.

Yo llevé zapatos adidas regulares, nada de zapatos de montaña y esto me preocupaba, pero mis zapatos tenían una especie de suela distinta a las suelas planas, y pienso que me ayudaban mucho con el terreno.

Esto nadie me lo dijo pero: los zapatos que lleves los vas a acabar. Los mojas, los llenas de barros, pasas por piedras, así que toma esto en cuenta a la hora de elegir tus zapatos.

Los zapatos al 5to día de caminata

Los zapatos al 5to día de caminata

Yo cometí el error de llevar 2 pares de zapatos. 1) Los de caminar, y 2) los de pasar el río. No me di cuenta que ambos se iban a mojar, así que terminé estando allá con 2 zapatos mojados desde el día 2. Estuve caminando 4 días seguidos con zapatos mojados.

Mi mejor consejo es que lleves 2 pares de zapatos deportivos. 1) Con los que vas a caminar, 2) Los que te vas a poner cuando estés seguro de que no te mojarás, y te protegerán del frío.

– Medias para pasar el rio: 

Tendrás que pasar 2 ríos caminando. Si están crecidos hay una pequeña embarcación, pero sino, tienes que caminar.

El mejor consejo es llevar medias regulares para pasarlos. Sí, medias. Pasarlos sin medias hace que tu pie descalzo resbale con las rocas y el agua, y algunos zapatos que parecieran ser anti-resbalantes fallan (lo vi con mi propios ojos)

Así que pasarás el río en medias y estas medias posiblemente nunca se sequen durante el viaje.

Este es un Río que hay que pasar. Las piedras son resbalosas. Rio Kukenán

Este es uno de los ríos que hay que pasar. El Río Kukenán. Las piedras son resbalosas.

– Poncho Impermeable.

El poncho evitará que tu ropa se empape del agua de la lluvia. Y debes tener cuidado al elegir un poncho impermeable. Debe ser de buena calidad.

Mis amigos y yo compramos ponchos por mercado libre, al parecer no muy resistentes. Se rompieron con el roce del bolso, y a todos se nos despegó una manga o un brazo.

Al final era como un poncho inalámbrico, el poncho wifi.

Haré otro paréntesis para contarles una historia.

El poncho….

Aquí el poncho era una belleza. Atención a mi bolso cubierto con una bolsa plástica gruesa para evitar que se moje.

Aquí el poncho era una belleza. Atención a mi bolso cubierto con una bolsa plástica gruesa para evitar que se moje.

Aquí el poncho ya tenía vida propia. Y empezaba a separarse del resto del poncho

Apenas un día de uso y ya el poncho tenía vida propia. En mi brazo derecho, empezaba a separarse del resto del poncho.

Aquí ya era el abuso. La manga era inalámbrica, tp-link.

Aquí ya era el abuso. La manga era inalámbrica, TPLINK (los expertos entenderán).

Aquí pueden ver el poncho sin manga. Esto me molestó mucho, por alguna razón me incomoda cuando no se me ve a manga en la foto.

Aquí pueden ver el poncho sin manga. Por alguna razón me incomoda cuando no se me ve una manga en la foto.

Moraleja: no compren cualquier poncho, debe ser resistente.

– Linterna

Parece un poco obvio, pero es bueno recordarlo, la linterna será útil para las noches y para que no desperdicies la batería de tu celular (si lo utilizas como cámara), además, algunas linternas alumbran más que tu celular usado como linterna.

– Cargador portátil

Yo llevé un cargador portátil de 10000 mah (diez mil miliamperios), que lograba darle aproximadamente 4 cargas completas a la batería de mi celular durante todo el viaje.

Por la belleza del paisaje, no querrás quedarte sin baterías para fotos durante el camino. Y son 6 días sin corriente eléctrica.

– Cámara fotográfica 

Al contrario de lo que todos piensan, la única cámara que me acompañó durante el viaje fue la excelente cámara de mi teléfono celular.

Si quieres llevar una cámara DSLR, llévala muy bien protegida de la lluvia. Además, no dejes de considerar que añadirá peso y restará espacio a tu equipaje.

Si tu celular tiene una muy buena cámara. Siéntete libre de no llevar tu DSLR.
Yo no me arrepiento de no haber llevado una mejor cámara, mi celular hizo un excelente trabajo.

Paredes del Roraima. Foto tomada con un Samsung S6.

Paredes del Roraima. Foto tomada con un android, no apple. xD

– Repelente de insectos. 

Este artículo es indispensable para evitar un poco la plaga.

– Frutas y meriendas

Algo que nos sorprendió de La Gran Sabana es que no se nos hizo fácil conseguir frutas.

Las frutas son gasolina natural para el cuerpo. Te recomiendo que lleves mandarinas o manzanas suficientes para que comas todos los días del recorrido. Tu cuerpo agradecerá cada gota de esta fruta cuando estás cansado y sediento, te lo digo por experiencia propia.

Una amiga me regaló una lonjita de mandarina, y esto me pareció el bocado más refrescante que alguna vez he tomado.

Descansando un poco con los amigos. Necesitando frutas para recargar energías.

Descansando un poco con los amigos. Necesitando frutas para recargar energías.

– Termo para agua

Es importante que tengas agua para tomar durante el recorrido. Da mucha sed. El guía te indicará desde qué lugares de los ríos puedes tomar el agua.

Muchas personas me recomendaron que llevara pastillas para purificar el agua, pero no pudimos conseguirlas en ningún lado.

Yo no sentí malestar estomacal a raíz del agua que tomé, pero no por esto puedo garantizar que no hay problema en tomar de esos ríos. Tal vez sea muy pura el agua de este lugar, como dicen algunos, pero es algo que yo no me atrevo a asegurar.

– Dinero en Efectivo

Desde que llegamos al pueblo San Francisco de Yuruaní (SFY) perdimos señal de Movistar Venezuela. Adicionalmente no hay cajeros automáticos…

Deben llevar dinero en efectivo porque los precios son altos en SFY. No puedo hablar de precios porque haré que el artículo sea obsoleto en el tiempo de manera rápida, pero si les diré que un almuerzo regular cuesta más de lo que cuesta en San Cristóbal un almuerzo regular.

Y si desean contratar a los pemones para que les lleven sus artículos, también deben pagar en efectivo.

– Jabón Azul: 

Sólo puedes usar jabón biodegradable para bañarte en estos ríos.

– Medicinas: 

Lleva medicinas para el malestar de la fiebre, gripe, dolores musculares. Hazle caso a tu mamá.

 

Y a continuación, la descripción de cada uno de los días de la expedición al Roraima.

Sección IV
Cómo es en sí el día a día de la expedición

Descripción de la expedición al Roraima: 

El tour con Cruz de Bolívar que elegimos toma 6 días ir y volver (aunque tienen expediciones al Roraima con más duración).

Día 0. Cruz de Bolívar  nos buscó en San Francisco de Yuruaní.

Era de noche e íbamos en el bus en camino a San Francisco de Yuruaní (SFY) desde Puerto Ordaz. Esa madrugada vi  el cielo más impresionante que he visto en mi vida, se sentía como si las estrellas estuviesen más cerca que nunca, y la noche era muy brillante.

Al amanecer  vimos por primera vez La Gran Sabana. Creo que la mejor descripción que tengo para La Gran Sabana es: El campo del golf natural más grande del mundo.

Es impresionante ver la sabana verde, y esa carretera llamada ‘Troncal 10’ en excelente estado. Dicen que es la carretera en mejor estado del país.

El día nos pareció largo porque llegamos a las 6 de la mañana al pueblo, después de esa noche viajando en bus.

Ya en la Gran Sabana. En el medio de la troncal 10.

Ya en la Gran Sabana. En el medio de la troncal 10. No se qué hacia con la chaqueta de frio allí.

Cruz de Bolívar nos pasó buscando en SFY a las 7 pm, pero nosotros estábamos listos desde  las 3 pm, hora en la que inicialmente nos buscarían.  El tiempo de un viajero es muy importante, y pienso que toda detalle como este hay que mencionarlo.
Nos pasaron buscando en un jeep.

Este soy yo esperando a Cruz de Bolívar en San Francisco de Yuruaní. Emocionadísimo.

Este soy yo esperando a Cruz de Bolívar en San Francisco de Yuruaní. Emocionadísimo.

Esa noche dormimos en un lugar llamado Paraitepuy. Yo pregunté por qué tenía ese nombre y me respondieron: “El mismo nombre te da una pista de lo que significa,  Paraitepuy -para ir al tepuy-, desde este punto puedes ir caminando al Roraima, que es un tepuy.”.

Ah ok, dije yo.

Desde San Francisco de Yuruaní hasta la cima del Roraima.

Desde San Francisco de Yuruaní a Paraitepuy está marcado en rojo, este trayecto es en carro rústico y el servicio lo prestó Cruz de Bolívar. De Paraitepuy a Roraima está marcado en azul, este es el trayecto que harás caminando.

Cruz de Bolívar nos ofreció la opción de pagar un cuarto en las cabañas de Paraitepuy o dormir en carpas (sin costo adicional), pero decidimos pagar un cuarto en las bonitas ‘cabañas’ ya que queríamos estar descansados para el primer día de caminata. Este cuarto se pagó en efectivo estando allá.

Como llegamos de noche a Paraitepuy, no logramos ver nada de la carretera hacia Paraitepuy, ni el paisaje. De San Francisco de Yuruaní a Paraitepuy la carretera es rústica -de tierra-, y el jeep va a rápida velocidad. Desde ese momento tuve esa sensación que a veces me invade cuando me voy de vacaciones: comenzó la aventura.

Al llegar a Paraitepuy conocimos a los compañeros que caminaría junto con mi grupo de amigos hasta la cima del Roraima. Todos venezolanos y muy chéveres.

Antes de dormir esta noche, tendrás tu última oportunidad para ser sincero con lo que llevarás en el bolso. Así que esa noche debes reordenar tu bolso y dejar en Paraitepuy lo que no te vayas a llevar a la caminata. Recuerda que mientras menos peso mejor.

Día 1. Salida. Subiendo. Caminata desde Paraitepuy hacia el Río Kukenán.

Paraitepuy al amanecer. Despejado.

Paraitepuy al amanecer. Despejado.

Amaneció en Paraitepuy y estaba nublado, pero se podía ver el verde de la sabana a ratos. Nos preguntábamos si nos haría buen clima en el camino.

Estaba fría la mañana, mis amigos y yo nos retamos para ver si éramos capaces de bañarnos con esa agua tan fría a las 5 de la mañana. Creo que todos logramos el reto.

paraitepuy_desayuno

Desayuno en Paraitepuy. Esta foto no agrega nada, pero a mi me gusta, así que: ¿Por qué no colocarla?

Tuvimos un desayuno compartido con todos los integrantes del grupo de caminata. Hablamos algunas cosas, y en general vi a todos mis compañeros pensativos.

Desayunando arepas, antes de comenzar la caminata hacia el Roraima.

Desayunando arepas, antes de comenzar la caminata hacia el Roraima.

A las 8 de la mañana el guía nos entregó a cada uno el sleeping y el aislante. Lo ajustamos bien al bolso, pagamos una tasa de salida a Inparques (sí, sin m antes de p), y comenzó nuestra caminata a las 8:30 am.

Todo el grupo antes de comenzar la caminata. Excelente grupo. Aquí estamos mis 6 amigos más otros integrantes que coincidieron en la expedición con nosotros.

Todo el grupo antes de comenzar la caminata. Excelente grupo. Aquí estamos mis 5 amigos más otros integrantes que coincidieron en la expedición con nosotros.

Comencé a buen ritmo y tratando de regular la respiración, para no agotarme rápido. Además, concentrarme en la respiración me permite enfocarme menos en el pensamiento de ‘Estoy cansado y quiero parar’. Hacía sol, tenía aproximadamente 10 kilos en mi espalda, pero yo estaba emocionado.

Subidas y bajadas, el guía nos comentó que había una subida donde la gente se arrepentía de la caminata. Cuando logramos subir, miré a todo el grupo y nadie se arrepintió.

Aquí se puede apreciar alguna subida moderada y a mis compañeros del grupo caminando.

Aquí se puede apreciar alguna subida moderada y a mis compañeros del grupo caminando.

Poco a poco las nubes se fueron destapando, y ya en la distancia veía al Tepuy Kukenán al lado del Roraima. Por momentos se me olvidó que tenía el bolso encima, el paisaje era impresionante. No podía creerlo.

El Kukenán a la izquierda y el Roraima a la derecha. Ya comenzaba a ver los tepuyes y era increíble.

El Kukenán a la izquierda y el Roraima a la derecha. Ya comenzaba a ver los tepuyes y era increíble.

Hice varias paradas con mis amigos para tomarnos fotos.

En este punto del viaje no sabíamos cuán rápido debíamos ir, así que tratábamos de ir al mismo ritmo de todos.

Después de aprox. 4 horas caminando, llegamos a Rio Täk -rio tek se pronuncia-, y yo hubiese querido que nos detuviésemos en este rio por más rato, aproximadamente por 2 horas, para poder bañarnos en esas aguas cristalinas, y apreciar por más tiempo ese paisaje que parece sacado de una película.

Rio Tök, con sus aguas cristalinas.

Rio Täk, con sus aguas cristalinas.

El Rio Täk hay que pasarlo caminando, así que este día usarás tus medias para pasar el río, o tus zapatos antiresbalantes. El guía tuvo que indicarnos el camino, y ayudar a los que se sentían inseguros uno a uno a pasar el río. Vi como una amiga con zapatos ‘antiresbalantes’ se resbalaba fácilmente, así que sean cuidadosos al elegir estos zapatos. Para ella fue mejor pasar con medias puestas.

No nos quedamos mucho rato en Rio Täk después de pasarlo, y nos tocó caminar aproximadamente 1 hora más para llegar al primer campamento, que está al lado del Río Kukenán. Todos los campamentos están al lado de un río, para que podamos tomar agua y bañarnos.

En este tramo de 1 hora vimos una iglesia. Yo no me detuve, y ahora me arrepiento.

Iglesia a la que no visité de cerca, sólo logré tomarle foto a lo lejos.

Iglesia a la que no visité de cerca, sólo logré tomarle foto a lo lejos. Me causó extrema curiosidad que hubiese una Iglesia en un lugar donde los indígenas tienen sus propias creencias, honestamente lo considero muy invasivo.

El Rio Kukenán también se pasa caminando, pero ya tienes la experiencia del Río Täk, así que deberías sentirte un poco más seguro en este punto.

Cuando llegamos al campamento finalmente, la comida no estaba lista, así que decidimos ir al Río Kukenán a bañarnos. Por la hora, los puri puris estaban por la zona, y se estaba haciendo imposible estar en el río sin que nos picaran.

Decidimos irnos de nuevo hacia el campamento, ya sin nada que hacer, y sin posibilidad de bañarnos en el río.

Nuestro amigo pemón Jaime, ayudando con la comida del grupo.

Nuestro amigo pemón Jaime, ayudando con la comida del grupo.

Moraleja de este día: Tómense su tiempo para la caminata. Vayan con energía, pero disfruten más del río Täk si así lo desean, pasen por la iglesia si así lo desean, descansen, tomen muchas fotos. No hay necesidad de caminar tan rápido para llegar al primer campamento y darte cuenta que no hay nada más que hacer.

En la tarde, desués del ir al rio Kukenán, puedes caminar un poco más para que veas una mejor vista de los tepuyes Kukenán y Roraima. Serán apenas 10 minutos desde el campamento, y verás una vista como esta.

Vista cerca del primer campamento. ¿Bello verdad?

Vista cerca del primer campamento. ¿Bello verdad? ¿Ves la cascada al fondo? En algún punto de la caminata puedes escuchar el agua cayendo. Esto es mágico, no hay otra palabra.

El clima de este día fue excelente. No llovió sino hasta la madrugada, cuando ya dormíamos.

Del 1 al 10, donde diez es intensidad fuerte, la caminata del primer día tuvo un 8 de intensidad.

Día 2. Subiendo. Caminata hacia Campamento Base

Despertamos un poco adoloridos de nuestro primer día de caminata, y en mi caso, de mi primera noche en carpa.

Hacía un excelente día y mi equipo despertó con energías. hicimos algunos estiramientos, ordenamos de nuevo el bolso, y nos preparamos para arrancar.

Sino ha quedado claro hasta este punto, la comida es preparada por los pemones contratados por Cruz de BolívarTu única tarea durante este paseo será caminar con tu bolso.

Desayunamos y comenzó la caminata. Este día la caminata es permanentemente subiendo el 90% del tiempo. Te vas acercando cada vez más a los tepuyes. Te darás cuenta que a tu izquierda estará el Kukenán, y al frente verás al Roraima.

No hubo para mí muchos puntos de interés en la caminata de este día porque todo el camino es bello, pero muy parecido. No vi ríos como el día anterior.

Vista a la sabana el segundo día de caminata. Se nota que estamos subiendo.

Vista a la sabana el segundo día de caminata. Se nota que estamos subiendo.

Llegamos al campamento Base (así es el nombre del segundo campamento)  y se notaba que había llovido.

Barro en el campamento base, todo estaba mojado.

Barro en el campamento base, todo estaba mojado.

Todo, pero todo, estaba lleno de barro, hacía frio, y comenzaba una lluvia fuerte. Lo primero que hicimos fue ir al río cercano a bañarnos. La temperatura del agua en este río era realmente fría, y el camino al río era un total desastre de barro y lodo. Este día perdí el miedo a ensuciarme.

Parte del campamento base. Barro en el piso.

Parte del campamento base. Barro en el piso.

El lugar donde está el río parece mágico, pero no pude pasar más de 40 segundos en el agua. A causa del frío del agua dejaba de sentir los pies… y esto no me agradaba mucho.

Rio cercano al campamento Base, en la subida al Roraima.

Cascada cercana al campamento Base, en la subida al Roraima. El agua es muy fría. En este lugar es donde recogerás agua para tomar estando en campamento base.

En la tardecita escampó un poco y pudimos tomarnos algunas fotos. El atardecer fue realmente bonito.

Aprovechando el atardecer en Campamento Base. Calentándonos con unos saltos. Hacía frío para un venezolano.

Aprovechando el atardecer en campamento Base. Calentándonos con unos saltos. Hacía frío para un venezolano.

Nos acostamos a dormir temprano, más cansados que el día anterior, y durante la noche me desperté muchas veces sin sueño (a las 3 am, a las 4 am). Llovía mucho, la carpa estaba húmeda y estaba un poco impresionado de todo lo que había visto.

Del 1 al 10, donde diez es intensidad fuerte, la caminata del segundo día, para mí, tuvo un 9 de intensidad. Tuvimos que descansar varias veces en el camino.

Problemita:

Este día nos enteramos de algo que no nos gustó. Nos dijeron que tal vez no podíamos dormir en la cima del Roraima porque Inparques había permitido una cantidad excesiva de personas en la cima, y tal vez no había espacio en los hoteles de la cima para nosotros.

Ya que dormir en el Tepuy estaba incluido en el paseo, un señor del grupo que nos acompañaba se opuso a que no durmiéramos en la cima. El tenía razón: habíamos pagado por dormir en la cima, cómo íbamos a perdernos ver, por ejemplo, desde la cima, las estrellas.

Nos ofrecieron que subiéramos dos veces el Tepuy, a lo cual nos opusimos. Yo lo subí esa vez y no lo hubiese subido al siguiente día, la caminata es demasiado fuerte y arriesgada.

Al final, nos buscaron lugar en un hotel en la cima. Y no dejamos que nos obligaran a subir dos días seguidos. Pero lo más cómico de todo esto es que siempre estuvo nublado y nunca pudimos ver las estrellas de noche jajajaja.

Día 3. Subiendo. Caminata hacia la cima del Roraima.

Nos despertamos en campamento base y hacía frio. Todas la ropa que dejamos secando estaba mojada, pero parecía que teníamos el clima a nuestro favor para continuar con la caminata.

Comenzamos la caminata a eso de las 8 am por un camino que estaba lleno de barro, debíamos caminar con cuidado porque era fácil resbalarse.

Este día el ascenso durante el trayecto es de un 95%, es decir, la mayor parte del recorrido es subida.

La primera subida que vi y quise admirar fue la siguiente:

En la foto vemos a una compañera del grupo intentando subir. La foto no le hace justicia pero esta subida era realmente empinada. Y estaba mojado por todos lados.

En la foto vemos a una compañera del grupo intentando subir. La foto no hace justicia pero esta subida era realmente empinada. Y estaba mojado por todos lados.

Honestamente sentía un poco de miedo por la caminata. Se veía retadora y no había demasiado que ver alrededor porque estábamos cubiertos de árboles. Pensé para mis adentros: considero que esta caminata es la que más le va a costar a mis amigos y a mi.

Otra subida en la caminata hacia el Roraima.

Otra subida en la caminata hacia el Roraima.

Poco a poco observé cómo la vegetación iba cambiando, vi plantas que nunca había visto en mi vida, y todo era muy pero muy verde, demasiado verde.

Verdes muy verdes, y plantas desconocidas

Verdes muy verdes, y plantas desconocidas. La foto está tal cual la tomó mi celular.

Este día quise ir a mi ritmo y no conversar demasiado, ya que requería estar concentrado en el camino. Además, me sentía un poco en conflicto conmigo mismo por haber elegido viajar a este lugar, estaba cansado, hasta que vi esta vista:

Parte de las paredes del Roraima. Justo en este lugar me dije a mi mismo: es cierto, voy subiendo.

Parte de las paredes del Roraima. Justo en este lugar me dije a mi mismo: es cierto, voy subiendo y más importante, lo estoy logrando🙂.

Seguimos caminando por esta ruta que se llama ‘La Pared’, hasta que nos conseguimos con el Paso de Las Lágrimas.

El paso de las lágrimas se forma por unas cascadas que caen en ese lugar, y dependiendo del clima está la caida más o menos fuerte.

Este fue el lugar del paseo que más me impresionó y no de buena manera, las piedras estaban mojadas al subir, un poco sueltas, caía agua de la cascada, tenías que pasar por debajo de esta cascada y observar cómo al lado izquierdo (cuando se despejaba) se veía la caída a la sabana. Aquí me dije a mi mismo: si mi mamá supiera lo que yo estoy haciendo, me lanza de un empujón hacia la sabana. 

 

¿Ves esa caida de agua que parece un velo al lado derecho de la foto? Justo por donde cae es el camino donde tienes que subir. Estas piedras están mojadas y un poco sueltas, no se siente que pisas sobre piso seguro.

¿Ves esa caida de agua que parece un velo al lado derecho de la foto? Justo por donde cae es el camino donde tienes que subir. Hacia el lado izquierdo está el precipicio, la sabana. Estas piedras están mojadas y un poco sueltas, no se siente que pisas sobre piso seguro.

Si se tiene vértigo este lugar puede impresionar bastante, así que no mires hacia abajo, ni te detengas demasiado. Mi estrategia fue mirar fijamente el camino por donde pisaba, y no mirar hacia abajo. Creo que tampoco le hablé a nadie durante mi caminata por este lugar.

Bueno pero hacia arriba sí quise mirar.

Bueno pero hacia arriba sí quise mirar, y tomé una foto.

En algún punto las rocas también comenzaron a cambiar, ya no eran pequeñas sino grandes rocas negras, parecía que subíamos por escaleras de rocas en vez de caminar. Finalmente llegamos a la cima y sentí felicidad de haberlo logrado. El solo hecho de mirar el paisaje te hace sentir que estás en otro mundo. Aquí es donde dices: esto se parece a la película UP.

Cima del Roraima

Cima del Roraima. Nublado.

Este día sentí hambre como nunca, y la caminata encima del tepuy hasta llegar al “hotel” (cueva de piedras donde se colocarán las carpas) duró una eternidad, aproximadamente una hora, con lluvia y muchísimo frío.

Cuando llegamos al hotel quería descansar, era aproximadamente las 2 de la tarde y no nos movimos demasiado hasta el siguiente día. Esa tarde jugamos un juego entre todos y nos dio la oportunidad de conocernos más.

Este es el hotel donde yo me quedé en la cima.

Este es el hotel donde yo me quedé en la cima.

 

Justo en esa cueva colocaron las carpas. Esto será aterrador para algunos.

Justo en esa cueva colocaron las carpas. Esto será aterrador para algunos.

Nos acostamos muy temprano, 8 pm todos en las carpas. El frio era bastante y estábamos agotados de la caminata.

Este día considero que la caminata fue un 12/10. No esperaba que fuese tan fuerte, ni encontrarnos con los retos del camino. Es por esto que yo no subiría esto dos días seguidos. 

Día 4. Caminata en la cima. Exploración de la cima del Roraima

Me desperté aproximadamente a las 5:30 am, estaba amaneciendo y estaba despejado, según un amigo del grupo que me hizo señas en la distancia.

Foto en la cima del Roraima. Antes de las 6 am.

Foto en la cima del Roraima. Antes de las 6 am.

Mi grupo en la cima. Aunque faltó uno.

Mi grupo en la cima. Aunque faltó uno de nosotros. Esta foto parece de mentira.

Fue la única vez que vimos la sabana desde el Tepuy, de resto no tuvimos la oportunidad de verlo despejado a ninguna hora del día, y es por esto que debes aprovechar cada vez que tengas una oportunidad de fotos.

Nos ofrecieron ir a Tres puntos o a una serie de sitios importantes en el Tepuy. Es decir, dos opciones.

Elegimos la serie de sitios importantes porque nos comentaron que en el punto triple sólo veríamos un monumento que dice que allí convergen tres países: Venezuela, Brasil y Guyana. Pero también nos advirtieron que la caminata era de 20 km en la cima, 10km ida y 10 km vuelta, y que algunas veces se llegaba al monumento y el clima no permitía ver la sabana despejada. Así que la gente preguntaba: Y para esto vinimos al punto triple? No vale la pena.

Entonces fuimos al valle de cuarzos, a los jacuzzis, vimos el maverick (unas rocas que tienen forma de un carro), vimos la ventana (nunca logramos ver la sabana porque estaba totalmente nublado), y finalmente nos devolvimos al hotel.

Ilustraré este segmento con algunas fotos:

¿Arena como la del mar en la cima del roraima? Sí.

¿Arena como la del mar en la cima del roraima? Sí.

El paisaje puede ser un poco abrumador. Yo me sentí desorientado en algunos momentos.

El paisaje puede ser un poco abrumador. Yo me sentí desorientado en algunos momentos.

El famoso Maverick de Roraima. Es también el punto más alto del Tepuy.

El famoso Maverick de Roraima. Es también el punto más alto del Tepuy. Se llama Maverick porque parece un carro.

El valle de los cuarzos. Algo que me llama la atención es que los indígenas venden recuerdos con este cuarzo. ¿Por qué? ¿No sería mejor dejarlo en la cima?

El valle de los cuarzos. Algo que me llama la atención es que los indígenas venden recuerdos con este cuarzo. ¿Por qué? ¿No sería mejor dejar este cuarzo en la cima?

Unas rocas raras en la cima del Roraima.

Unas rocas raras en la cima del Roraima.

0000jacuzzisdelroraima

El jacuzzi de Roraima. El agua es fría pero igual me metí.

"La Ventana". Estuvo nublado, no logramos ver nada. Supuestamente se veía la sabana.

“La Ventana”. Estuvo nublado, no logramos ver nada. Supuestamente se veía la sabana.

Unas formaciones inclusive más raras. Parecen pequeñas personitas.

Unas formaciones inclusive más raras. Parecen pequeñas personitas. Ok no.

El equipo caminando en la cima del Roraima.

El equipo caminando en la cima del Roraima.

Esa noche también dormimos agotados y nos preparamos para descender el siguiente día.

Esta caminata sobre la cima del Tepuy no tiene tanta exigencia física, sólamente el frío y la lluvia puede complicarla. Por esto pienso que debería tener un puntaje de 6/10. 

Día 5. Bajando.  Caminata hacia el Río Täk

Este día se hace bajando en un día lo que se hizo subiendo el día 2 y 3 de la expedición. Es decir, bajas de la cima del roraima a campamento base, y desde campamento base a Rio Tök.

Llegamos a almorzar a campamento base.

 

Asi lucía la comida cuando llegamos al campamento base.

Asi lucía la comida cuando llegamos al campamento base.

Considero que mis amigos estaban bastantes agotados y esta caminata es larga, también lo estaba yo.

Los paisajes de esta caminata los estamos viendo por segunda vez, pero como el clima es muy cambiente, algunas otras cosas se muestran que antes no, o algunas otras cosas se ocultan que antes no.

Les recomiendo ir a buen ritmo para llegarse a bañar al Rio Täk. De nuevo les digo, este lugar es impresionante, es el que regala uno de los paisajes más bellos.

Día 6. Llegada. “Bajando”. Caminata hacia Paraitepuy. Transporte hacia San Francisco de Yuruaní.

Honestamente ya quería llegar al campamento inicial, el camino se me hizo muy largo. Y sorpresivamente me conseguí con subidas que no recordaba, porque claro, al principio de la caminata eran bajadas.
Este día me conseguí con el wallpaper de windows XP en vivo.

Wallpaper de Windows XP en Venezuela. Gran Sabana.

Wallpaper de Windows XP en Venezuela. Gran Sabana.

 

Yo he visto pocos lugares del mundo, pero Roraima es el lugar más bello que he visto con mis ojos hasta ahora. Y les digo otra cosa, las fotos no le hacen justicia, no lo intenten, no es lo mismo respirar ese aire y escuchar esas cascadas en vivo.

Lo interesante de estas vacaciones es que no son similares a ir a la playa, donde vas y te sientas bajo la sombrilla, y no hay nada más que eso. En estas vacaciones tienes una meta, conquistar el Roraima. Y se siente bien llegar a la cima, pasando por cada uno de los campamentos.

Estas vacaciones han sido las mejores vacaciones de mi vida, aunque tiene un lugar especial la vez que hice rafting con unos primos en Tennessee – USA.
Planeo tener muchas vacaciones similares.

Quiero hacer un agradecimiento especial a mis amigos que hicieron de este paseo un paseo increíble. A ellos les debo mucho por todo lo que disfrutamos, por su actitud positiva ante los retos, por el respeto hacia la montaña y por su manera ingeniosa de responder a algunas situaciones.

A mis compañeros. Gracias. Ha sido el mejor viaje de mi vida

Ha sido el mejor viaje de mi vida😉

¿Volverías?

Sí, y quiero animar a todas las personas del mundo a visitar y respetar este lugar porque es mágico y único.

8 thoughts on “Viaje al Roraima: Mi experiencia y recomendaciones valiosas.

  1. Excelente articulo hermano!!! Lo vi justo al levantarme y has alegrado mi día. Que si iría al Roraima? Ufff, Por supuesto!!! Es mas, debes conocer “Chorrerón” antes de partir🙂, te reto!!! Un abrazo.

  2. Felicidades Chicoché, estuvo genial !! Aunque la parte de la subida y el precipicio ME CAGAN. Las alturas me dan demasiado vértigo!
    D:

  3. Leer esto, me hizo recordar mi viaje al “Rora” y mis otros viajes a la “Gransa” te comenté muchas cosas sobre el viaje y te di varios consejos, y ahora que leo esto me fijo que faltaron muchas cosas por comentarte, me reí un montón junto a la Keka leyendo lo del poncho Wifi hahahaha! le voy a compartir este relato a varios amigos que quieren subir el tepuy. mi viaje fue muy similar al tuyo respecto al clima, pero a mi si me dio chance de echar algunos pegues en las paredes del hotel Guacharo que fue donde uds pasaron la noche del Tepuy, te invito a subir un pico en Mérida, es una historia 1000% diferente con caminatas de intensidad 15/10 99% subida en algunos días pero muy gratificante al lograr la cima de nuestros andes venezolanos, comenzar con el Roraima fue una buena elección para entrar en el turismo de aventura.
    Como dices: la gran sabana es mágica.
    Saludos!

    • Sí Keko, particularmente tu me diste consejos muy útiles justo antes de viajar. Sin embargo son demasiados consejos y por eso decidí hacer un post en mi blog, para tratar de que no se escape nada. Recordé todo lo que me contaste sobre el clima allá. Menos mal tuvimos suerte y lo vimos despejado en algunos momentos.

      Me encantaría ir al viaje a Mérida. Ojala podamos hacerlo algún día. Pero sin poncho wifi jajaja, ya aprendimos la lección.

      Un abrazo para lo dos, y gracias por leerlo y compartirlo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s